Ingredientes Elaboración Variantes Menús

San jacobos

Hoy vamos a aprender a hacer un increíble plato de san jacobos con queso y jamón york, una receta incondicional que se come a lo largo de toda la península desde tiempos inmemorables. Este alimento rebozado nunca puede faltar en un supermercado o en un restaurante típico; les encanta tanto a niños como a adultos, y su preparación no es para nada difícil. Hoy, en lugar de comprarlos congelados, los haremos en casa con todo nuestro amor, ¡atento porque vienen curvas!

Receta de San jacobos

San jacobos

Ingredientes para San jacobos

  • 4 lonchas de jamón york gruesas o, si no los tenemos, 8 lonchas de jamón york finas
  • 6 lonchas del queso más tierno que tengamos
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de harina (tanto integral como blanca, nos sirven las dos)
  • Pan rallado grueso
  • Aceite de girasol

Cómo hacer San jacobos

  1. Primero, colocaremos sobre la tabla de cocinar una gruesa loncha de jamón york (dos lonchas si son finas). Encima de estas, colocaremos unas 3 lonchas de queso tierno, y terminaremos el “bocadillo” colocando otra loncha de jamón encima, quedando así el queso en medio. IMPORTANTE: retira la cera del queso si la tiene, no la queremos aquí.
  2. Corta el “bocadillo” en 2 o 4 partes, dependiendo del tamaño que queramos que tengan las piezas. Esto es ya algo personal que dependerá de nuestro gusto y del tamaño del jamón york con el que estemos cocinando, por lo que venga, ¡toma una decisión!
  3. Ahora, tienes que pasar cada cuadrado de san jacobo por harina, poniendo atención en que cada parte se cubra, bordes incluidos. No tenemos que ver jamón, sino harina, ¡por lo que restriegalo bien!
  4. Rompemos los huevos y los batimos enérgicamente; pasaremos cada trozo de san jacobo por el líquido que quedará tras la batida y luego los rebozaremos con el pan rallado. Lo dicho: insistimos hasta en los bordes para que el trozo quede bien sellado; el pan rallado común también sirve si no tenemos pan grueso, ¡no te preocupes!
  5. Por último, calentaremos aceite de oliva virgen extra en una sartén a temperatura moderada y freiremos los san jacobos con cuidado; cuidado porque se doran enseguida, ¡que no se te quemen! Cuando veamos que ya tienen buen color, los retiraremos y los pondremos sobre un plato con un papel absorvente de cocina típico para quitar el exceso de aceite. IMPORTANTE: sirvelos lo antes posible, ¡esto hay que comerlo caliente!

¿Y por qué no probar algo diferente?

¿Te ha sido útil esta receta?
¡Gracias por tu ayuda!
¿Cómo podemos mejorarla?

Otras recetas de San jacobos


San Jacobos de calabaza

San Jacobos de calabaza

Ingredientes:

  • 1 calabaza de 1 kilo aproximadamente.
  • 1 ½ litro de agua.
  • 5 lonjas de queso mozzarella
  • 5 lonjas de jamón york de grosor mediano.
  • 2 huevos
  • 1 taza grande de Harina de trigo.
  • 2 tazas de pan rallado.
  • Orégano molido
  • Aceite vegetal.
  • Sal

Los san jacobos son un alimento muy versátil. Por ejemplo a través de estos san jacobos de calabaza encontramos la forma de incluir una buena fuente de absorción de nutrientes a través de las verduras, como lo es la calabaza, ideal para bajar el colesterol en sangre.


San Jacobos de atún y piquillo

San Jacobos de atún y piquillo

Ingredientes:

  • 8 lonchas de jamón cocido o de pavo
  • 8 lonchas de queso o queso rallado (opcional)
  • 1 lata grande de atún en escabeche
  • 50 gramos de pimientos piquillos cortados en tiras
  • 1 huevo batido
  • Pan rallado o harina de trigo
  • Aceite de oliva o vegetal para freír

Si eres amante de la cocina sencilla, pero con presentación original, aquí tienes una receta ideal para deleitar tu paladar y el de los tuyos. El San Jacobo está considerado como un plato completo en valores nutritivos.


San Jacobos de lomo con jamón y queso

San Jacobos de lomo con jamón y queso

Ingredientes:

  • 8 medallones o escalopines de lomo de cerdo
  • 4 lonchas de jamón cocido o de pavo
  • 4 lonchas de queso o queso rallado
  • 1 huevo batido
  • Pan rallado o harina de trigo
  • Aceite de oliva o vegetal para freír

Si estás buscando un alimento fácil de preparar, a continuación te presentamos una receta perfecta para lo que necesitas, los conocidos San Jacobos contienen una carga nutricional y energética que permiten mantener los niveles calóricos estándar de hombres y mujeres.


San Jacobos de jamón y bechamel

San Jacobos de jamón y bechamel

Ingredientes:

  • 8 lonchas de jamón cocido o de pavo
  • 8 lonchas de queso o queso rallado (opcional)
  • 2 huevo
  • 50 gramos de harina de trigo
  • ½ litro de leche
  • Nuez moscada, sal y pimienta al gusto
  • Aceite de oliva o vegetal para freír

Los San Jacobos son una excelente elección a la hora de cocinar para grandes y pequeños, en grupos grandes o para pocas personas, debido a la facilidad de la preparación.